Propiocepción como mecanismo de prevención de lesiones

Podríamos definir el concepto de propiocepción como una fuente de información sensorial que provee de información para intervenir en el control neuromuscular con el objetivo de mejorar la estabilidad articular funcional (Lephart et al, 2003). Es uno de los contenidos que se suelen utilizar en programas de prevención y rehabilitación de lesiones, y cuya forma de aplicación ha ido evolucionando en las últimas décadas.

Mediante la aplicación de un trabajo propioceptivo sistemático, nuestro organismo será capaz de anticipar el movimiento voluntario, y realizar aquellos ajustes corporales que requieren una activación muscular previa para no perder el equilibrio. Esto quiere decir que afinaremos en nuestra capacidad para colocar nuestras articulaciones en la posición óptima, manteniendo una activación y coordinación muscular favorable, inmediatamente antes de un gesto determinado, reduciendo de esta manera las posibilidades de lesión.

Los principales receptores propioceptivos, a través de los cuales nuestro sistema nervioso recibe la información que utilizará para realizar los ajustes pertinentes, se encuentran en los diferentes ligamentos, cápsulas articulares o meniscos presentes en las distintas articulaciones. Sin querer entrar a describirlos profundamente, los más importantes son:

  • Corpúsculos de Ruffinni: Detectan posiciones articulares estáticas, presión intraarticular, límites articulares, amplitud y velocidad de movimiento.
  • Corpusculos de Paccini: Detectan aceleraciones y desaceleraciones.
  • Husos neuromusculares: Controlan la actividad muscular.
  • Órganos tendinosos de Golgi: Detectan la posición articular.

Como puedes ver, cada receptor tiene una función distinta. Cuando, por ejemplo, nuestro tobillo adopta una posición extrema (por una mala pisada que produce una torcedura), la información suministrada por los receptores propioceptivos es analizada, integrada e intrerpretada por nuestro sistema nervioso. Esta integración se comporta como una especie de “imagen” que indica que el tobillo está en una posición extrema que puede provocar una lesión. Como respuesta, se produce un ajuste a través de mecanismos reflejos que intenta evitar esa posición extrema del tobillo para evitar o minimizar lesiones en las diferentes estructuras que participan en la articulación.

choque

Revisando la literatura científica, podemos encontrar diferentes estudios que aportan evidencias acerca del trabajo propioceptivo como método preventivo. Existen cientos de estudios, y para ilustrar el post pondremos algunos ejemplos:

  • En un estudio con 600 jugadores de fútbol a lo largo de 3 temporadas (Caraffa et al, 1996), a través tareas con ajuste progresivo de la dificultad de estabilidad (plano estable e inestable) y reequilibrio, se concluyó que había existido una reducción significativa de las lesiones de ligamento cruzado anterior (LCA).
  • Myklebust et al (1998), con una muestra de entre 850 y 942 jugadoras de balonmano durante 3 años, alcanza una disminución de lesiones de LCA hasta el 40% en la tercera temporada.
  • McGuine et al (2006), con una muestra de 765 jugadores de baloncesto, durante una temporada, describe una reducción de lesiones de tobillo en un 38%.

A la hora de planificar un trabajo propioceptivo, debemos tener en cuenta diferentes variantes: la superficie (estable o inestable), apoyo (unipodal o bipodal), utilización de saltos, recepciones, alturas… Y sobre todo, tener en cuenta las características de la persona que lo ejecuta. Las necesidades de ejecución serán diferentes para un futbolista que para un tenista, así como para un perfil que utiliza la actividad física saludable en su tiempo libre respecto a un deportista de rendimiento. El gesto a entrenar será específico, y los beneficios de trabajar mecanismos propioceptivos tendrán influencia en el gesto ejecutado. Sería lógico, de esta manera, entrenar la propiocepción mediante gestos que simulen el trote en una persona que sale a correr 3 veces por semana antes de entrar a trabajar. Utilizar situaciones de carga y saltos contra un rival para un jugador de fútbol. O introducirla en cambios de dirección para el jugador de tenis. En otras palabras, exponer, de manera controlada, a nuestro deportista, a la ejecución modificada de gestos propios de la actividad que practica, buscando un progresivo aumento de la complejidad, para buscar a través de la repetición sistemática una mejora en la activación de estos mecanismos propioceptivos en ese gesto específico.

tenis

A partir de ahí, el trabajo será analizar las necesidades deportivas o de actividad física específicas de la persona y establecer unas pautas adecuadas de progresión y revisión del programa. Cosa que, aunque suene muy fácil, es lo que requiere trabajo para conseguir resultados…

  • Caraffa, A.; Cerulli, G.; Projetti, M. y Asia, G. (1996). Prevention of anterior cruciate ligament injuries in soccer. A prospective controlled study of propioceptive training. Knee Surgery of Sport Traumatology Arthroscopy, 4. 19-21
  • Lephart, S.; Myers, J.; Riemann, B. (2003) Role of propioception in functional joint stability. Orthopaetic Sports Medicine. Principles and practice. Philadelphia: Sounders
  • McGuine, T. y Keene, S. (2006) The effect of a balance training program on the risk of angle sprains in high school athlete. American Journal of Sport Medicine, 34. 1103-1111
  • Myklebust, G.; Enpebretsen, L.; Hoffbreken, I.; Skjolberg, A; Olsen, O.; Bahr, R. (2003). Prevention of anterior cruciate ligament injuries in female team handball players: a prospective intervention study over three seasons. Clinical Journal of Sport Medicine, 13. 71-78

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s